La Mesa Redonda Nicaragua

Policía Nacional asocia inseguridad con delincuencia común

Vistas: 371

La Policía Nacional reconoce que a partir del 18 de abril “incrementó la actividad delictiva y la peligrosidad del delito” en Nicaragua sin embargo, el investigador Roberto Orozco considera que con su actuación el Estado le ha facilitado la impunidad a la delincuencia

El pasado 26 de mayo un hombre fue secuestrado y golpeado fuertemente por un grupo de hombres encapuchados y fue dejado abandonado en la Cuesta del Plomo porque sus agresores pensaron que estaba muerto.

Un día después  fue encontrado el cuerpo de una persona del sexo masculino en una cuneta en ese mismo sitio y la noche de este lunes, fue denunciado el  secuestro de tres universitarios de los autoconvocados abandonados en la Cuesta del Plomo.

A esto se agrega el asesinato de un ciudadano extranjero y su acompañante lesionado y dos vehículos quemados, en el paso a desnivel de Rubenia  y la Policía intenta hacer creer que el móvil fue el robo.

Aseguran que el actuar delictivo de las pandillas se ha reactivado en barrios de Nicaragua, que hay un incremento de los delincuentes que en motocicletas cometen asaltos en la vía pública y el robo de vehículos se ha incrementado. El informe fue expuesto a las representaciones diplomáticas de otros países con presencia en el país para tratar de justificar el elevado nivel de peligrosidad alcanzado en el país desde que el gobierno comenzó la represión sangrienta desde el 18 de abril, la cual lleva a la fecha 127 muertes violentas según reporte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El gobierno hace referencia de esa manera a la represión gubernamental que ha mantenido desde esa fecha hasta ahora a las manifestaciones de autoconvocados que ya cobran más de cien asesinatos y cifras no cuantificadas de heridos, desaparecidos y el total de detenidos.

Es el mismo discurso que el oficialismo ha mantenido “y es una negación de la realidad”, señala el investigador en temas de seguridad Roberto Orozco, quien coincide en que efectivamente “hay un incremento de la inseguridad total”.

Sin embargo, la Policía Nacional en su documento no hace alusión a las causas de la inseguridad que fue provocado por “el uso político que el partido del gobierno le ha dado a las pandillas y delincuencia común que está granjeando la impunidad”, apuntó Orozco.

Cuevas indicó que esta ha sido la posición del Gobierno, “mentir para tratar de confundir” y recordó que sobre la situación que atraviesa el país y que se ha intensificado después del 28 de mayo,  fecha de finalización de ese documento oficial de la Policía Nacional, está el informe de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en la que hay una posición del gobierno que reconoce lo ocurrido.

El documento oficial elaborado por la Policía Nacional establece que antes del 18 de abril Nicaragua era un ejemplo en la seguridad ciudadana y con reconocimientos a nivel internacional. Pero actualmente han surgido las pandillas, “al extremo que no es posible ingresar o transitar sin pagar a los delincuentes”, y la extorsión era una modalidad casi inexistente y al aparecer los tranques se han incrementado los delitos en general, menciona la bandas de motorizados, los secuestros y robos de vehículos entre otros. No obstante, la población ha señalado de forma constante que durante la represión la Policía se ha hecho acompañar de grupos paramilitares.

No obstante, la versión policial evita hablar de la represión gubernamental e intenta contar un cuento de que lo que ocurre en Nicaragua es un hecho de violencia vinculada a hechos delictivos y justifica la represión con el alegato que no han actuado por existir acuerdos en el diálogo nacional.

Fuente: CENIDH

LAPRENSA Nicaragua

CPDH

Comentarios: 0

Su email no será publicado. Campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
0

Tu carrito