La Mesa Redonda Nicaragua

A los jóvenes nos interesa un modelo democrático y no una política partidaria

Vistas: 673
Por Stefany Palacios A.
Al entrar a la universidad observé un patrón muy interesante dentro de los jóvenes de mi generación, me refiero a los que nacimos en la última década del siglo XX, la mayoría tenemos un pensamiento y actitud particular respecto al tema de política partidaria – tal parece que nos importa muy poco- en cambio, si de otro asunto se trata, somos los primeros en opinar, denunciar, marchar o crear campañas; a como sucede con los femicidios.
Ante este comportamiento los adultos y los medios de comunicación nos llaman La generación perdida. Alegan que les preocupa el hecho de que el futuro del país esté en manos de una generación que no sabe nada de política, que no está interesada en estudiar la historia de Nicaragua y menos aún, en conocer cómo funcionan los poderes del Estado .
Dichas afirmaciones suenan ofensivas, pero a nuestra defensa, podemos sostener que la política partidaria en Nicaragua es conflictiva y está a manos de adultos poderosos quienes han cerrado espacios para terceras personas. Gran parte de jóvenes universitarios pensamos que los únicos papeles políticos que los adultos nos han atribuido son los de ser un voto más en periodo electoral y un simpatizante cualquiera en las manifestaciones partidarias.
Este sistema social es curioso, pues si hacemos una analogía rápida entre los datos publicados por Banco Mundial en 2016 y los del último Anuario Estadístico (2008) del Instituto Nacional de Información y Desarrollo (INIDE), rápidamente podremos inferir que la mayor parte de la población actual en Nicaragua es menor de 30 años. Son jóvenes que no están representados en la política porque no son participantes activos desde cargos públicos.
Para nosotros, los jóvenes, es una pena que no pudimos vivir unas elecciones democráticas durante los dos recientes periodos. El Estado de Nicaragua carecía de una oposición, de un debate limpio, de propuestas contundentes y principalmente de liderazgo.
Ahora bien, eso no es tanto el problema, la cuestión es que somos una generación dinámica y crítica que nos encanta dejar los temas sobre la mesa, hablar de ellos, buscar las mejores soluciones, etcétera, y la política partidaria actual de Nicaragua quizás no responde a nuestras exigencias, por lo que nos mantenemos desde otros espacios como internet exponiendo las demandas que desearíamos hacer públicas.
Fue interesante ver que la mayor parte de mis compañeros de clases vivieron intensamente las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016, no se perdieron ni un solo segundo de los verdaderos debates; hay que aclarar que eso no tuvo nada que ver con que era un potencia mundial, más bien como jóvenes disfrutamos los argumentos de los candidatos.
Ese momento nos dejó claro a muchos que la política partidaria sí es insignificante para nosotros, porque tenemos un espíritu democrático, deseamos una oposición, un segundo poder tan fuerte como el que ya existe y por qué no, un poder en el que estemos a la vanguardia, donde toda opinión sea escuchada, en el cual la prensa pueda realizar libre su ejercicio de buscar baches que existen entre los partidos, no para destruirlos, si no para construir una mejor sociedad.
No somos una generación perdida en lo absoluto, solo que los adultos no se han detenido a pensar en nuestros intereses. Los partidos políticos se han estancado y repartido entre las mismas personas, no les conviene que como jóvenes tomemos parte del control social; somos energía y eso les atemoriza.
Pero, a todos nosotros, jóvenes, un consejo rápido: somos la mayoría, tenemos carácter, las redes sociales están a nuestro favor, somos dinámicos, inquietos, inconformistas, creativos, multi funcionales, críticos y exigentes. Cuando nos unamos para hacer la democracia que soñamos, entonces ese día habrá una nueva revolución, sin armas y con argumentos, lo que tanto falta en este país.
Stefany Palacios Aragón es estudiante de segundo año de Comunicación Social en La Universidad Centroamericana -UCA- y es integrante de la iniciativa Marc Adams Revista Digital.
Comentarios: 0

Su email no será publicado. Campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
0

Tu carrito