La Mesa Redonda Nicaragua

Legítimo dueño de tierras, aclara que no son de la familia Ortega Murillo y nunca fueron ocupadas.

Vistas: 210
En la nota: “Tierras de donde fueron desalojados simpatizantes del FSLN son de Payo Ortega, afirma fuente.”, publicado el 27 de septiembre 2018 en este sitio se mencionó como adquiriente y posterior vendedor de una parte de esa propiedad al Señor William Castillo Clenton. El Señor Castillo ha remitido a este medio una Aclaración que publicamos de manera íntegra más abajo.
La nota aludida expresa que “Originalmente, esas tierras fueron otorgadas por la Revolución a familias pobres que se habían organizado en cooperativas, pero estos se vieron obligados a malvenderlas. El comprador en aquel momento fue el Sr. William Castillo Clenton, que en tiempos del mandatario Enrique Bolaños fue nombrado Cónsul…/ … Castillo Clenton se ve obligado a vender la propiedad”. Al respecto, cabe ACLARAR que la Finca que se menciona como originalmente de su propiedad nunca fue ocupada o invadida, ni siquiera en parte, y nunca se requirió ni realizó ningún desalojo en dicha Finca.
Afirma el Señor Castillo:
  1. Los actos – adquisiciones y ventas – relativos a la propiedad que se menciona en la Noticia difundida, se realizaron de forma íntegra, transparente y legítima, sin mediar presiones, con las solemnidades de Ley, bajo premisas de libre contratación, voluntad y disposición, como determina la Ley Nicaragüense, y como fueron vendidas y adquiridas por inversionistas privados y extranjeros, particulares, productores, ganaderos, y personas de toda índole, muchas tierras de origen o antecedente Agrario en su época, actos sobre propiedades que originaron multiplicidad de adquisiciones y sucesivas transmisiones, y donde figuran o están proyectados grandes desarrollos y cuantiosas inversiones.
  2. La adquisición de la Finca en la Comarca de Sabana Grande, por Pista Country Club, y las sucesivas transacciones que por venta se realizó de la misma a sociedades nicaragüense reconocidas y con representación ante la Cámara de Comercio (CACONIC), Cámara de la Construcción (CNC), Cámara de Urbanizadores (CADUR), Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), etc.Doy fe que dichos actos – adquisición y ventas- se realizaron de forma íntegra, transparente y legítima…
ACLARACIÓN PÚBLICA
A quien concierna: YO, WILLIAM DONALD CASTILLO CLENTON, ciudadano Nicaragüense – Americano, rentista jubilado y actualmente domiciliado en Philadelphia, Estados Unidos de Norteamérica, por el presente medio y en interés propio, ante publicaciones que de forma mediática me atribuyen hechos y conductas difamatorias, que trasgreden mis derechos ciudadanos y pretenden desacreditar ante la opinión pública mi integridad personal y cuestionar la tenencia, y la adquisición de una Finca Rústica en Managua, Nicaragua, Comarca de Sábana Grande, por Pista Country Club, y las sucesivas transacciones que por venta realicé de la misma a sociedades Nicaragüenses reconocidas y con representación ante la Cámara de Comercio de Nicaragua (CACONIC), Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), Cámara de Desarrolladores y Urbanizadores de Nicaragua (CADUR), Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), etc.
ACLARO, DECLARO Y DOY FE: Que dichos actos –adquisición y ventas- se realizaron de forma íntegra, transparente y legítima, sin mediar presiones, con las solemnidades de Ley, bajo premisas de libre contratación, voluntad y disposición, como determina la Ley Nicaragüense, y como fueron vendidas y adquiridas por inversionistas privados y extranjeros, particulares, productores, ganaderos, y personas de toda índole, muchas tierras de origen o antecedente Agrario en su época, particularmente en dicho sector, propiedades que originaron multiplicidad de adquisiciones y sucesivas transmisiones, y donde figuran o están proyectados grandes desarrollos y cuantiosas inversiones; así mismo, ACLARO Y NIEGO el hecho que la Finca haya sido ocupada o invadida por “toma tierras”, ni siquiera en parte, y que NUNCA se requirió ni realizó ningún desalojo en la Finca.
Es incomprensible deba cuestionarse malintencionadamente adquisiciones, que se corresponden con el aprovechamiento de oportunidad, que por oferta y demanda, en determinada época y situación, se pueda presentar, lo que es propio del derecho a la libre actividad comercial y de inversión, al ejercicio del derecho de propiedad, y demás actividades, que no están limitadas a ningún sector o persona.
Declaro que la probidad de mis acciones e integridad de mi persona no puede ser puesta en duda.
Firma WILLIAM DONALD CASTILLO CLENTON
Comentarios: 0

Su email no será publicado. Campos requeridos están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
0

Tu carrito